#RELATOS

Tertulia [IV]

NARCISO


Introducción: Esta tertulia es fruto de la colaboración entre JM Vanjav y Úrsula interpretando, cada uno de nosotros, a los dos personajes que intervienen en la misma.

P.D.: Para los que estáis acostumbrados a leernos, no será difícil saber quien es cada cual.

Narciso: Hola Eco, terror ya me da verte, en cualquier paseo o esquina que doblo, contigo me doy de bruces.

Eco: ¿Pero qué me dices, Narciso? … rechazada por ti, como cualquier otra doncella en flor, condenada por Hera a repetir lo último que se me dijera, desolada y oculta en mi cueva, hasta que lentamente me consumí.

Narciso: Con razón Eco es tu nombre, te repites, sin dar un momento de respiro, a quien pueda escucharte. Oyendo tus quejas parece, cada vez que te veo (muy de continuo últimamente); encontrarme en mitad de un profundo desfiladero, donde resuenan interminables reverberaciones con tus lastimeros lamentos.

Eco: Ay Narciso, que hasta tu madre le preguntó al vidente si llegarías a viejo … ¡Qué lista que era! Y ante tamaña respuesta de él, te prohibió hasta el espejo.

Narciso: Soy mi propio espejo, no necesito reflejo alguno, mi propia luz hace que mi sombra, siempre, sea la capa que cubra tan magna figura.

Eco: Varón hermoso que eras mi fornido griego, todas balbuceando y languideciendo por ti —declarándonos en masa como meras borregas. ¡Arrogante muchacho! que a todas nos rechazaste con tamaña crueldad propia de tan ‘crecido’ varón.

Narciso: Si solo mi belleza deseáis y como borregas actuáis … ¿Por qué te extraña que, ante tanta demanda, os trate como tal? ¿Acaso, el carnero, no actúa igual? ¿O hasta el mismo gallo del corral?

Eco: Tan divertida y sociable como yo era, con mi encantadora voz, hasta que Hera —que érase una vez— me la arrebató.

Narciso: Muda debiste quedar primero, no haces más que fastidiarme con tus lamentos desacompasados.

Eco: Aún recuerdo cómo iba yo —ensimismada cual ninfa en flor, caminando por el aquel frondoso bosque, hasta que te divisé en la lejanía y de un plumazo la vista se me nubló, y hasta los árboles me impedían ya ver el bosque … ¡Porque tu y solo tu relucías como un bombón!

Narciso: ¡Y vuelta! Eres Eco de ti misma, todavía sigues queriendo que el agua pasada mueva el molino. Y eso que, ni los dioses lo contemplan, esperas que yo sí lo haga.

Eco: Oculta entre árboles, arbustos y flores silvestres, rodeada por aquella exuberante vegetación, como si en el mismísimo Garden Bridge estuviera, hasta que me llamaste tan solo para mofarte … ¡Qué cruel fuiste varón!

Narciso: Y tú, cuan boba, que ni en medio de una granizada, eres capaz de poner la cabeza a cubierto, para evitar las frías pedradas que te caen del universo.

Eco: Dime, griego macizo ¿Te has topado ya con los narcisos en flor? No olvides que tus flores, en forma de trompeta, anuncian la primavera y ya estamos inmersos en ella.

Narciso: Pues tú como el otoño deshojada y lacia pareces, cual viejo sauce llorón que al entrar el invierno acabaste tocón; y, en esta primavera, solo musgo has de generar. Tu lengua, en cambio, es hoja de cuchillo; dispuesta a todo por, recobrar, algo que nunca tuvo.

¡Desaparece ya de mi vista, no manches con tu desastrosa presencia, la senda que, a mi paso, en esta primavera, ya reverdece!

***

Apabullada / Desolada / Vapuleada

Me dejas

¡Y a mi cueva me retiro a esperar un otoño con sabor a primavera!



COPYRIGHT

Anuncios

49 comentarios sobre “Tertulia [IV]

      1. No te confundas, las enamoradas de verdad invidentes deben ser, pues usan de lazarillo su corazón y no dejan que sus ojos se cieguen, caprichosamente, de lo que veis cuando me miráis 😀 😀 😀

        Le gusta a 3 personas

  1. No se si veo doble pero acabo de leer dos tertulias, la del blog propiamente dicha y la de los comentarios y ambas son excelentes, así que vaya mi aplauso para tod@s a repartir equitativamente y sin rencores, aunque yo me solidarizo más con Eco que con Narciso.
    Lo dicho, abrazos ¡¡

    Le gusta a 6 personas

    1. Gracias, Carlos!
      En esta ‘segunda tertulia’ ya ves como andamos, yo enfurecida por el desamor. Y él “crecido cual macizo varón”
      Ooh, Narciso debe leer que tengo contigo un punto a mi favor (aunque su narcisismo lo pasará por alto)
      Abrazo y buena semana!

      Le gusta a 3 personas

          1. Para qué necesito voz si con pluma y tinta ilustró los pergaminos con mi sabiduría. ¿Me hablas de esa mancha que parece una mosca posada? Ciertamente, ofende menos que la verruga que acompaña tu aguileña nariz. 😝🥂

            Le gusta a 2 personas

              1. Llámala como quieras aunque, la tierra, puedas arar con ella. O usarla de saeta, para dar las horas, cuando al sol enfrente tengas.
                Mira que, más que nariz, parece puñal de espadachín.

                Le gusta a 2 personas

                    1. Ya he escuchado tu lamento, ahora, musicado.
                      Ciertamente, los dioses, caprichosamente, han actuado.
                      A ti, sin tu voz, te han dejado
                      Y a mí, en capullo florido, convertido.
                      Ahora dime, por señas, claro, quién de su soberbia hace capricho y que pobre mortal, eso sí bien o mejor parecido, paga con su belleza tal maleficio.
                      Dime Eco, mejor escribe; que, con tus señas, no sé si me contestas o sigues tirando los tejos; si no tengo razón en mi reclamación.
                      🥂 Cheers U

                      Le gusta a 2 personas

                    2. Yo seguiré vagando con mi pena y tu pagarás tu culpa llevando mi eco a cuestas.
                      Y tampoco me recrimines que te ‘tirase los tejos’ con tamaña sutileza como por otra parte lo hice … pues fue, es y seguirá siendo práctica habitual cuando alguien te interesa.
                      Convencida estoy de que si el artífice de los tejos hubieras sido tu, varón, aun sin sutileza te parecería de lo más ‘molón’
                      Dicho lo cual, entre tu y yo nada queda. Ni tan bella canción es capaz de reblandecerte. Así, DEP por los siglos de los siglos ¡Amén!

                      Le gusta a 2 personas

                    3. Buena inscripción para una lápida. Te repites más que tu misma Eco, es lo único que se ajusta a tu personalidad, tu nombre.
                      Insistes en que, mi persona, pague tus penas, olvidando que los dioses fueron los culpables de todos tus males.
                      Si para los restos muda te quedaras, garantizarte puedo que ya nada me dirás, vuelve a tu cueva, y olvida ya a este capullo florido, que al final del verano marchito quedará.
                      Ni a los más hermosos y bellos, la vida nos sonríe, cuando el destino en manos de los caprichosos dioses reside.

                      Le gusta a 2 personas

  2. No con un palo me toca Narciso 🌼, ahora bien, lo de sucumbir a la belleza deja mucho que desear para las que le suben el ego 😊😊😊. Esto de enamorarse antes de que el otro abra la boca, es una jodienda 😂😂😂
    Besos a los dos

    Le gusta a 3 personas

      1. Lo básico, comprobar material antes de estrenar, es lo mínimo. Las devoluciones pueden volverte loca si lo has usado ya.
        No sé yo si va a querer olvidarlo, pobre 🤦🏻‍♀️🤦🏻‍♀️🤦🏻‍♀️🙌🏻💋

        Le gusta a 1 persona

        1. Bien dices, ignorancia vestida de atrevimiento, al pretender llamar mi atención con sus pobres aspavientos. Moscas, que en la oscuridad, confunden las llamas de un fuego con la luz del atardecer, y al aproximarse, irremisiblemente, en mitad de las brasas acaban, por su falta de saber.

          Le gusta a 2 personas

  3. Ay, Úrsula, dudaba entre Narciso y Eco y cuando ya me había decidido he hecho lo que haría cualquiera en mi caso cuando no se sabe rematar bien … tirarme al suelo y pedir penalti.
    Luego he decidido quedarme con el eco de tu música.
    Escribes de maravilla, conviene leerte despacio, no hay desperdicio alguno en palabra alguna de tu contenido.
    Un abrazo y feliz tarde

    Le gusta a 2 personas

    1. 😊 Contagias tu espléndida sonrisa hasta en los comentarios, de veras!
      Me alegra que te quedaras con ese eco musicado, a mi me parece bello como lo canta Christina Rosenvingen
      Gracias. Mi abrazo también para ti

      Me gusta

  4. Me encanta el encuentro, esa soberbia de Narciso creyéndose el rey de las nenas y ese saber hacer del Eco, enamorada hasta las trancas, pero sin perder la cordura y sabiéndole poner en su sitio…
    Ha sido un placer leer el diálogo tanto del post como de los comentarios. Todo un lujo.
    Abrazos.

    Le gusta a 1 persona

        1. Esto que dices es fruto del cariño que pones en lo que lees. Te confieso que, aunque acabamos de empezar a seguirnos, siempre me detenía en tus comentarios en otros blogs, en tu habilidad para hacerlo hasta en forma de versos exquisitos … ¿ves? eso yo no sé hacerlo.
          Mil gracias por todo el tiempo que has dedicado a leer hoy entradas de este blog. Prometo que haré lo mismo con el tuyo.
          Besos, Estrella

          Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.