Lluvia de estrellas

ESTRELLAS

Nada pudo detenerla esa noche ante la inesperada lluvia de estrellas que, llenando de faroles el cielo, aceleraron su pulso.

Abrir sus ojos al amanecer, sorprenderse frente a un arcoíris inesperado o dejarse seducir por los atardeceres rojos, eran un preciado regalo. Y, aun así, necesitó poner blanco sobre negro y dar rienda suelta a lo que sentía.

Esas sensaciones tan íntimas y primitivas se parecían como dos gotas de agua a los aleteos de las mariposas que pululan por el estómago cuando te enamoras.

Y, sin poder evitarlo, le susurró su deseo:

Y esta duda negra del corazón
Que a veces tengo
Será mejor si tú la coloreas”

Lluvia de estrellas que se disparan / Dímelo bajito / Repítemelo / Que lo necesito

COPYRIGHT

Anuncios

27 comentarios sobre “Lluvia de estrellas

  1. Una puesta de sol, esa lluvia de estrellas que mencionas, el sonido de la lluvia, el olor a tierra mojada… pueden emocionarnos hasta la lágrima si tenemos la sensibilidad a flor de piel y de eso a explosionar como unos fuegos artificiales solo hay un paso.
    Por cierto, grande Manuel Carrasco, me encanta esta canción.
    Un abrazo.

    Le gusta a 3 personas

  2. Una prosa poética deliciosa y delicada, arropada en el lirismo del amor que enciende las estrellas y descubre amanceres luminosos, aleteo de mariposas en el estómago y las mejores miradas del amor. Así debe ser. Tal vez por ahí ande el camino de la felicidad. Gracias por este soplo de aire fresco.
    Salud.

    Le gusta a 2 personas

Los comentarios están cerrados.