#RELATOS

Esa mujer

MUJER PARED¡Llamémosla así, por el simple hecho de que ‘mujer’ es una hermosa palabra!

Hoy pretendo compartir con vosotros un relato, basado en hechos reales. Hablemos pues de esa joven mujer que hace tan solo un año y, tras competir con los mejores, consigue el trabajo de sus sueños. Su expediente académico, su profesionalidad, su dedicación y su buen hacer hablan por sí solos. Y lo más importante a resaltar de ella es que pone el alma en todo lo que hace.

¿Y por qué se la ve triste entonces?

No se me escapa que su superior, un potentado empresario con menos de 40 años, al que no pretendo restar méritos, lleva encima el peso de su numerosa plantilla y las presiones ejercidas por sus poderosos inversores. Y si a todo eso le añadimos su propio carácter:

Cabría decir

Que anda desbordado

Que transitando tantas veredas

Puede que su brújula se haya desimantado

Haciéndole perder

Su autocontrol

A diario

Si pienso en él —persiguiéndose incluso a sí mismo con su trepidante ritmo— me recuerda a Groucho Marx cuando le dice al camarero:

GROUCHO

¿Por qué anda tan seria esa preciosa mujer que siempre fue un cascabel?

Digamos, grosso modo, que su superior prácticamente les exige que sean capaces de ‘leerle la mente’ para que aprendan cómo deben hacerse las cosas y, sobre todo, que soporten sus nubarrones diarios —permitiéndose levantarles la voz reiteradamente, perdiendo tanto el fondo como las formas. A veces se disculpa, pero todo continúa igual al día siguiente.

***

¡Al citado empresario le diría que su falta de autocontrol podría ser la puerta por donde los más valiosos se le escapen!

Y a ‘esa mujer’, a la que tanto quiero, la animo a hablar con la espontaneidad que la caracteriza, a no permitir que le borren la belleza de su sonrisa, a no dejar que le empañen su corazón ni dinamiten su autoestima y, en definitiva, a que siga siendo ella misma, sin dejarse apresar por el comportamiento de otros. Y aunque lejos de pretender aconsejarla, mi propia experiencia me dice que lo contrario no conduce a buen puerto.

Ya sé que a veces toca vestirse de camaleón, cerrar el pico y adaptarse al paisaje urbano … ¿Pero, de verdad, que a los que van por la vida como caballos desbocados les frenarán tales actitudes? ¿O estaremos contribuyendo a que su descontrol crezca?

¡Vuestros puntos de vista serán bienvenidos!

TRÉBOL5COPYRIGHT

Anuncios

28 comentarios sobre “Esa mujer

    1. Agradezco tu opinión, valiosa sin duda … porque cuando ya nos tenemos 24 algo sabemos de arenas movedizas
      Pienso que fácil, en el plano laboral, no lo tienen, supongo que de ahí la dificultad de decisión
      Pero ella siempre es receptiva y la vendrá bien leer nuestras opiniones, lo sé, para encontrar su propio mecanismo
      Mañana te leo, llevo un retraso horroroso en leeros a todos por falta de tiempo!
      Buenas noches. Un abrazo

      Le gusta a 2 personas

              1. Perdón U.
                He sido demasiado esquemático
                El auténtico yo se esconde por miedo a no gustar..
                Las gafas es un símbolo de ocultación dd esos ojos… esa mirada… que rara vez es capaz de mentir a la persona que tiene enfrente
                😀😘

                Le gusta a 1 persona

                1. Nooo, está bien!
                  Sólo lo desconocía y mira por donde el significado de ese emoji no es feo.
                  Y hablando de que los auténticos ‘yoes’ se enconden por miedo a no gustar …
                  eso no lo entiendo, sería patético pretender gustar
                  o caerle bien a todo el mundo! 🙃 o así lo veo yo
                  ¡Buen finde, O!

                  Le gusta a 1 persona

  1. Quizá hable ya desde la experiencia de los muchos años. Pero creo que callarse no es el camino. Hablar siempre con educación (la que a ese jefe parece faltarle) poner una pizca de humor hasta para hacer un reproche, y sonreir de vez en cuando para aligerar la tensión, pueden ser, aunque vaya despacio, el sistema más eficiente.
    Y si no funciona, que “le den” al jefe, porque “nena, tú vales mucho”, eso es lo que tiene que pensar y no le van a faltar oportunidades.
    Un abrazo, Úrsula.

    Le gusta a 2 personas

  2. Si nos callamos o nos quedamos donde somos infelices, no podemos quejarnos. No nacemos para trabajar para otros y menos en esas condiciones. Ningún trabajo merece perder la salud. La vida es otra cosa. Un saludo Úrsula.

    Le gusta a 2 personas

  3. Siempre ser uno mismo sin dejarse presionar por lo que hay a tu alrededor aunque te haga desfallecer. Hablar y mirar frente a frente y aunque no te lo reconozca nadie, ya la vida, más tarde o más temprano lo dará a conocer a los demás, seguro. Feliz noche ya.

    Le gusta a 1 persona

    1. Sí, podría representar a otras e incluso en situaciones similares
      La suerte de encontrar un trabajo tan deseado … pero junto a un superior así
      Ella es fuerte pese a su juventud, igual solo necesite pensar y tomarse su tiempo
      Gracias por dejarla tu opinión que leerá seguro
      Besos, Lidia!

      Le gusta a 1 persona

  4. Me gusta el tono y la forma en la que expones el hecho deleznable de algunas conductas que reflejan la incompetencia de ciertas personas, endosando a los demás los errores por ser incapaces de resolver sus propios problemas y reconocer sus limitaciones. Lo malo es que abundan más de lo que parece.
    Salud.

    Le gusta a 2 personas

    1. No hubiera sabido sintetizarlo mejor
      Verla cabizbaja por trabajar codo con codo al lado de alguien así me disgusta … pero confío en ella.
      En otro ámbito, valoro tu referencia al tono y la forma de este escrito (como pistas útiles)
      ¡Gracias, Julio! Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

  5. Un jefe lo es entre otras cosas, porque se gana el respeto de su gente. Eso forma parte de lo que ahora llaman pomposamente gestión del talento. Con asertividad y educación (la que él no tiene) deben decirse las cosas y en último extremo, pensar en salir de esa situación y buscar alternativas en el mercado de trabajo. ¿Cuál es el problema? precisamente el mercado de trabajo, la reforma laboral, la discriminación, etc… Y junto a ello, la familia, los hijos, la hipoteca, etc… Pero siempre hay un limite para el aguante que es el límite de la propia dignidad y eso jamás hay que perderlo. Un abrazo Úrsula.

    Le gusta a 2 personas

    1. Comparto todo lo que dices, que deja ver claramente la raíz del problema.
      Ella aún no tiene cargas familiares, razón suficiente para que los que la queremos estemos animándola a que pierda el miedo y hable con la misma entereza que lo hace en los eventos y reuniones que forman parte de su trabajo.
      Confiemos en que llegue a marcar sus límites. Y como lo sopesa todo, la ayudarán también vuestros comentarios.
      Mil gracias, Carlos!

      Me gusta

  6. Difícil lo tiene tu amiga. Es fácil decir que de “el do de pecho” y se largue, pero el trabajo más que dignificar es el principal medio de vida para sobrevivir. He leído algún comentario del estilo de que no se calle y le conteste educadamente. A las personas que van por la vida pisando no atienden las razones de ningún tipo, tienen la abilidad de “dar la vuelta a la tortilla” para quedar victoriosos.
    Si la situación para tu amiga se hace insostenible y no tiene la oportunidad que cambiar de empleo, puede mirar la posibilidad de ir a un terapeuta que le enseñe como abstraerse en medio de la tempestad para minimizar las secuelas psicológicas que dejan tales abusos de autoridad. Mi ex marido ha pasado por una situación similar y le vino muy bien aprender a abstraerse en medio de los arranques de cólera de su jefe. Buen día y mucho ánimo para tu amiga, espero y deseo que al final encuentre otro trabajo.

    Le gusta a 2 personas

    1. Exacto, Mar! Difícil lo tiene
      Coincidiendo, además, en que ese tipo de personas tienen como bien dices la habilidad de ‘dar la vuelta a la tortilla’.
      Ojalá pueda contaros en algún momento que esta historia tuvo un final feliz. En cualquier caso lo haré, sea cual sea.
      Me temo que la posibilidad de acudir a un terapeuta no es viable por el tiempo que su trabajo la absorbe y por los viajes que conlleva.
      Un placer leer tu acertado comentario. Y gracias de corazón por el ánimo, que la trasladaré en cuanto tenga ocasión de hablar con ella!

      Le gusta a 2 personas

        1. Ella es una de las numerosas sobrinas que tengo (8, nada más y nada menos!) Todas son un poco mis hijas (esas que nunca tuve).
          Apoyos tiene muchos, y entre otras cosas ella en concreto se desvive por todos.
          Por mi parte siempre apoyándoles, Mar!

          Le gusta a 2 personas

  7. Por mas poder que uno tenga no debe perder su humildad, la mayoría de las ocasiones las personas que no tienen autoncontrol se debe a su pasado, como los han tratado a ellos y es de comprenderse, pero por experiencia personal, si te esta afectando debes alejarte, porque esas actitudes no cambian

    Le gusta a 2 personas

Los comentarios están cerrados.