La palabra

CREATOR: gd-jpeg v1.0 (using IJG JPEG v62), quality = 50Sale y se multiplica,
abriéndonos camino o cerrándonos senderos.
¿Ha perdido valor?

A priori, se podría decir que la palabra —tan habituada a lastimar como a que la lastimen— lo aguanta casi todo. O tal vez no, porque en infinidad de ocasiones es nuestra propia palabra la que se levanta o se subleva.

A mi parecer, existen demasiados dichos en torno a ella con los que no estoy nada de acuerdo como, por ejemplo, el de que “a las palabras se las lleva el viento”

Por empezar por algún sitio, diría que las palabras suelen quedarse a veces enredadas en mallas … ¡Muy útiles! —por cierto, porque nos dispersan o nos alejan de lo que no nos interesa. Siendo cierto que la palabra brota en cualquier lugar, incluido el abismo, sería bueno delimitar hasta qué punto la usamos a veces con un matiz capaz de borrarle su esencia —y, por tanto, no decir nada con ella.

Tanto lleva con nosotros que, como es sabido, su primera manifestación comenzó ya en las paredes de las cavernas. Y hasta el hambre, el desasosiego, el sueño o el dolor se expresan ya con el llanto desde que nacemos ¿Cómo no cuidar algo tan preciado? ¿Y por qué no devolverle lo que por derecho merece?

***

Es cuanto menos paradójico que, para algunas personas, las suyas encierren la única verdad posible, y que las usen al azar, sin elementos de juicio suficientes, para menoscabar, desprestigiar, descalificar y, en definitiva, para ‘empobrecer’ o lastimar a alguien.

Por el contrario, con la palabra como herramienta de buen uso podríamos mejorarlo casi todo y, en mi opinión, ahí radica su valor.

Ya que la fuerza o el valor de la palabra es infinito, ¿por qué no usarla, por ejemplo, y en primera instancia para animar, consolar, querer o acariciar en lugar de para intimidar, asustar, descalificar, amenazar o paralizar?

***
Estoy convencida
de que somos muchos los que,
pese a todos nuestros defectos, intentamos
al menos usarla como merece.

TRÉBOL5COPYRIGHT

Anuncios

13 comentarios sobre “La palabra

  1. …//…con la palabra como herramienta de buen uso podríamos mejorarlo casi todo y, en mi opinión,
    ahí radica su valor

    La palabra es comunicación/relación entre las personas… y eso es todo/
    -de lo mejor que existe…- si la sabemos emplear adecuada-mente…

    Estoy contigo…/ Úrsula… ¡Bello y acertado post/!
    Saludos!! Y un abrazo…

    Le gusta a 4 personas

  2. Yo tampoco estoy de acuerdo con eso de que las palabras se las lleva el viento.
    No, de eso nada, porque muchas quedan marcadas en las emociones que provocaron y eso no se olvida. No decir nada de nada con la palabra es algo que vemos a diario a través de los políticos, expertos no solo en cargarse el lenguaje con estupideces semánticas, sino capaces de hablar media hora sin aportar ni una frase constructiva. O como dices, aportando frases destructivas con el ánimo de empobrecer.
    Por fortuna también podemos usarla para ayudar, apoyar, inventar, amar y en definitiva positivizar nuestra existencia.
    Pero la palabra la usa el hombre (y la mujer) y nosotr@s somos esclavos de nuestras propias palabras. Ya sabes, “en boca cerrada no entran moscas”
    Excelente reflexión. Un abrazo Úrsula.

    Le gusta a 5 personas

    1. Así lo creo, Carlos … que pueden quedar marcadas (y a hierro candente)
      Y totalmente de acuerdo con el uso que de ella hacen los políticos tan expertos en ‘cháchara’
      Somos esclavos, es verdad, y todos caemos en fallos y faltas, sin olvidar que los silencios hablan mucho también.
      Gracias, otro abrazo para ti

      Le gusta a 3 personas

Los comentarios están cerrados.