El trovador

Cuenta una breve leyenda que allá por el siglo XXI hubo un trovador llegado de Dios sabe donde —o quizás de algún lejano frente, que de haberlo querido hubiera podido eclipsar a la mismísima luna.

Y ese trovador que con su trova accedía a todos los frentes, se despojaba de su ropaje tan pronto como llegaba al más pequeño rincón por recóndito que fuese.

Y siendo un noble trovador capaz de escribirle poemas al llanto y a la risa, al amor, a la razón y a la locura, que le cantaba a la noche para que olvidase la pena y la amargura e interpretaba todo tipo de cántigas, madrigales y danzas, le escuché siempre descalza.

¡Feliz noche de miércoles! ❤

Anuncios

19 comentarios sobre “El trovador

  1. ¡Quién fuera trovador! y supiera cantarle a la pena y a la alegría. Me ha gustado tu relato.
    Sabrás amiga que al comienzo de mi paso por wordpress escribí un pequeño texto sobre un trovador. Leer el tuyo, me ha dado la idea de republicarlo, así que tal vez le lave la cara un poco y aparezca de nuevo. Te avisaré. Un abrazo.

    Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.